top of page
REVIVE_edited.jpg

Christian Muñoz

Mis inicios en el mundo del deporte comienzan muy temprano en la disciplina de la natación, empezando ésta por ser la primera etapa en mi carrera como nadador profesional.

Posteriormente me formé en la Universidad Politécnica de Madrid como Técnico Superior de Educación Física, a partir de lo cual accedí a mis primeros trabajos como monitor de sala, entrenador personal, entrenador de natación y otras clases dirigidas.

Más tarde fui entendiendo la importancia de complementar el apoyo a la gente en su entrenamiento en sinergia con su alimentación, por lo que me puse de nuevo a estudiar, realizando un Máster en Nutrición Deportiva. Gracias a ello pude empezar a asesorar a mis clientes de manera completa elaborando programas nutricionales estudiados y personalizados.

Unos años después comencé mi camino como profesional autónomo, desligándome de las políticas y normas de algunos centros deportivos. Mi manera de trabajar requiere un trato más cercano, flexible y de contacto directo con el cliente para ofrecer el servicio que cada persona requiere de acuerdo a sus condiciones y necesidades.

Y debido a este enfoque propio con el que entiendo mis servicios, decidí dar un paso más, y formarme en el ámbito emocional y psicológico realizando un Máster en Psicología Deportiva.

Desde entonces he tenido muy claro qué es lo que quiero ofrecer y cómo lo quiero hacer llegar. Mi objetivo diario es ayudar a las personas, enseñarles a manejar sus emociones, a conocer la disciplina del deporte, aprender cómo alimentarse correcta y equilibradamente, y manejar todas estas herramientas y estímulos para obtener los mejores resultados.

Todo ello bajo el prisma de saber que estamos trabajando con personas, con altos y bajos, con días mejores y peores, con un contexto, con una familia, con un trabajo, con unos problemas. Mi responsabilidad en definitiva es intentar incidir positivamente en cada una de esas vidas, con tantas aristas, que deciden realizar el cambio, dar un paso adelante, y depositan para ello su confianza en mí.

REVIVE_edited.jpg

No pienses que es una frase hecha.

Es un hecho.

Para darte cuenta de que no vas bien por donde vas, tienes que verte bien jodido.

Somos así.

Tú, y yo.

Vengo a darte la mano antes de que caigas.

O a darte la mano si estás en el bache.

Decía la peli... "To get the heaven first you have to die"...

Yo te digo que no te dejes morir para descubrir de qué trataba la vida.

Para revivir primero tienes que haber muerto

paisajebn.png

REVIVE

ESTÁS A TIEMPO

bottom of page